jueves, 30 de julio de 2009

Meshwork et Massages

Creo que he descubierto el secreto de las vacaciones perfectas. Por lo menos para más de una de las enganchadas a la aguja. No hace falta irse a las Seychelles ni tampoco disponer de demasiados dias. Os cuento:

Un maravilloso balneario, cuatro dias sola, sola, una maravillosa tienda de patchwork con todo lo imaginable y una profesora fantástica: Montse Forcadell

Primero llegas a la tienda a elegir las telas, concretar la hora de la master class del dia siguiente y comprar algo de material que te falta. Luego, como estas estresada te vas a la habitacion del hotel, te plantas el biquini y el albornoz y te vas a dar una masaje de una hora.

Al dia siguiente, a primera hora de la mañana: MASTER CLASS DE MESHWORK.

Primero preparas las diferentes cintas de bies con la maquinitas de clover.


Luego empiezas a montar las cintas de un color en lineas verticales paralelas. Sigues con otro color montando lineas diagonales.

Y como no te queda tiempo para acabar, son muchas horas y tampoco hay que agobiarse, te vas de nuevo al hotel ya que tienes que hacerte otro masajito de una hora. Por la noche, como estas solita y tranquila, cenita en la habitación y a seguir trenzando el último color del meshwork.

A dia siguiente, despues de desayunar tranquilamente, sin pensar en nada mas que en cuanto rato te vas a tumbar al sol antes del próximo tratamiento, coge un buen libro que has conseguido empezar hace un mes y te pasas el resto del dia en la piscina.
Mañana os enseño como quedó el bolso finalmente. Y otra cosa importante, no sabeis lo bueno que es que tus ratones te echen mucho de menos.

viernes, 3 de julio de 2009

No estoy muerta, pero casi. Demasiados meses sin coser, sin cerámica, sin hacer algo creativo.

Pero os aseguro que me voy a desquitar.
Mis cosas de Patchwork y demás manías